Reseña del Partido Acción Nacional en Ciudad Juárez

 

Por: Antonio Romano Santos

 

    La historia te permite realizar un recuento de los acontecimientos que han dado sustento y forma a los procesos de conformación de las cosas, depende de lo que se va a describir y de la disciplina abordada; la historia es cómplice del escritor y del poder. En el primer caso, pensemos en que se escribe lo relacionado al tema principal y lo que el autor ha pensado como importante; en el segundo, nos enfrentamos al hecho de escribir la historia de los ganadores, los que han logrado imponerse a los otros y han establecido su visión como totalizadora. Considerando lo anterior, vamos a tratar de desarrollar un breve esbozo sobre el Partido Acción Nacional (PAN) en Ciudad Juárez.

    El desarrollo del panismo en esta frontera se encuentra modelado por cuatro etapas que han determinado su historia:

1. Los inicios y sus precursores

2. El desmantelamiento del partido

3. El ascenso al poder

4. La consolidación del panismo en Ciudad Juárez

    En la primera etapa, que llamaremos "los inicios y sus precursores", encontramos un partido en ciernes que se enfrenta al problema de difundir sus ideas y atraer simpatizantes. El partido surge en Ciudad Juárez a finales de 1940, teniendo como base a un grupo de jóvenes juarenses que simpatizaban con la candidatura del general Almazán; podemos mencionar entre otros a Salvador Navar Alarcón, Óscar Sánchez Noriega, Antonio Velarde, Jesús Gómez Espinoza y Eduardo Reyes.

    En diciembre de 1940 el grupo juvenil almazanista forma el primer Comité Distrital y Municipal de Acción Nacional en Ciudad Juárez, eligiendo a Salvador Navar Alarcón como presidente y a Óscar Sánchez Noriega como secretario. Después de las elecciones de ese año, la actividad política se apagó y el recién formado Comité actuó formalmente hasta 1944 (Sánchez, 1989:12). Entre los precursores que acompañan al grupo de jóvenes original tenemos que mencionar a José Posada Pompa, Manuel Rodríguez Carrasco, Luis Álvarez, Rodolfo Uranga y María Espino de Castañeda -quien fuera la primera coordinadora de las mujeres panistas-. Estos personajes en parte darán lugar a las familias panistas que hasta la fecha tienen presencia en el partido.

    En esta primera fase, el PAN tiene la capacidad de presentarse a sus primeras contiendas por puestos de elección popular. Encontramos al ingeniero Ignacio Flores Diez y al doctor Torres Verduzco como candidatos propietario y suplente, respectivamente, a diputado local en 1944; al profesor Rodolfo Uranga y al ingeniero Mariano Álvaro Valencia, a la diputación federal en 1946; Lino Flores Piña y José Posada Pompa, al Congreso del Estado en 1947 (Sánchez, 1989:15).

    En la década de los cincuenta la fuerza política del PAN se incrementó, toma consistencia política y cosechó sus primeros triunfos. En 1956 Jesús Sanz Cerralda triunfó como diputado local en el tercer distrito, ubicado en Ciudad Juárez. Esa misma década el panismo juarense empezó a adquirir importancia. En 1950, el senador Juan José Miramontes de Juárez se presenta como candidato a la gubernatura del estado de Chihuahua, y Luis H. Álvarez, originario de Camargo pero avecindado en Ciudad Juárez se convierte en la persona más representativa del panismo en el estado. Para 1956 el panismo juarense postula a Alfonso Arronte a la Presidencia Municipal y a Luis H. Álvarez para la gubernatura de Chihuahua. En 1958 Álvarez es postulado candidato a la Presidencia de la República por el Partido Acción Nacional. En términos generales, podemos decir que el periodo de 1940 a 1960 es la fase de formación del panismo local y estatal, durante el cual se conquistaron además algunos puestos en las contiendas electorales.

    Luego se inició una fase que Sánchez Reyes ha denominado como de "desmantelamiento del partido" (entrevista, 03/1999), donde el panismo juarense registró altibajos políticos. Durante los años setenta se registró un trabajo partidista casi nulo, pero las bases se encontraban en una especie de letargo político, esperando la oportunidad para resurgir.

    La tercera fase fue llamada por Sánchez "el ascenso al poder", tuvo su punto detonante en 1983, cuando en los comicios de ese año el PAN obtuvo el triunfo electoral en los municipios más importantes del estado de Chihuahua y conquistó varias alcaldías. Por ello, podemos decir que el PAN se consolidó como partido político, y en este sentido, los resultados de esos comicios pueden visualizarse el parteaguas para que el PAN accediera al poder municipal.

    Entre los objetivos prioritarios de los partidos están la toma del poder político y el lograr gobernar los rumbos de la sociedad, presentando al pueblo una plataforma de gobierno y/o buenos candidatos a los puestos de elección popular. En los comicios de 1983, el panismo de Ciudad Juárez se encontraba en un proceso de incertidumbre electoral, y faltos de hombres y nombres que pudiesen ser postulados para contender por la alcaldía. Sin embargo, se les presentó una oportunidad coyuntural por medio de nuevas alianzas con grupos de la sociedad civil y del sector empresarial.

    Esta institución política manifestó dos fenómenos que lo revitalizaron: uno, la participación e incorporación de personalidades del sector empresarial a la vida política, mediante la fundación del Frente Cívico de Participación Ciudadana (FCPC) y la postulación de Francisco Barrio Terrazas como candidato a alcalde; y dos, el descontento generalizado de la sociedad civil en torno al ejercicio del poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que se encauzó en beneficio y a favor de Acción Nacional.

    A estos elementos se sumó la crisis económica que impactó de manera especial a las zonas fronterizas, y cuyo evento más claro fue la devaluación del peso mexicano, lo que en las fronteras del Norte siempre tiene una connotación mayúscula, porque entre otros efectos, reduce el poder adquisitivo. Esta situación le ayudó al PAN para atraer a los sectores populares que, junto con la clase media y los sectores empresariales, reclamaron se revirtiera la pérdida del poder adquisitivo y buscaron ser protagonistas políticos para oponerse a medidas gubernamentales como la nacionalización de la banca y el control de cambios (Padilla en Ziccardi, 1995:134).

    La coyuntura de la crisis económica y la carencia de candidatos, llevan al PAN a aceptar la postulación de Francisco Barrio, ante la cual declina Miguel Agustín Corral, quien parecía ser un candidato natural –en consideración de varios entrevistados- y finalmente quedó como suplente. En esta etapa se incorporan a las filas del Partido diversas organizaciones sociales que le otorgan su apoyo electoral; y también se obtiene apoyo financiero por parte de los empresarios. El PAN accede al poder político en 1983, siendo electo presidente municipal Francisco Barrio Terrazas. Con ello se constituyó el primer gobierno municipal proveniente de un partido de oposición.

    Aunado a esos factores, Padilla delgado sostiene que hay que considerar otros, como el papel del clero, la canalización de una propuesta de gobierno viable (enfocada contra la corrupción y el centralismo), la ruptura y recomposición de las relaciones entre las élites económicas, y la adopción de nuevos valores políticos entre la ciudadanía (en Ziccardi, 1995:158-159).

    Entre los grupos u organismos ciudadanos que participaron durante esa coyuntura, y que proporcionan fuerza y solidez al PAN, se encuentran el Frente Cívico de Participación Ciudadana, la Asociación Nacional Cívica Femenina (ANCIFEM), Desarrollo Humano Integral y Acción Ciudadana (DHIAC) Y la Coalición de Comités de Vecinos (COCOVES). A estos grupos se sumaron algunos dirigentes locales de los organismos empresariales, como la Cámara Nacional de Comercio (CANACO), la Cámara Nacional de Industria de Transformación (CANACINTRA) y el Centro Empresarial de Ciudad Juárez (CECJ), este último con predominio panista (Padilla, 1997:116).

    En 1986 el PAN participa en las elecciones para a gobernador del estado postulando a Francisco Barrio Terrazas como su candidato. El proceso electoral de ese año es conocido en la historia política de los chihuahuenses como el "verano ardiente", en el cual se manifestó el famoso "fraude patriótico" y se efectuó la protesta y resistencia civil de los juarenses y de los chihuahuenses en general.

    Al interior del partido esta fase se caracterizó por la conformación de una estructura partidista sólida, con trabajo en las bases populares y la instauración de estrategias políticas, que logró establecer un núcleo de militantes y una votación constante. Se formaron y capacitaron cuadros políticos, se crearon grupos que sirvieron para reclutar cuadros y para organizar las campañas, y en pocas palabras, se institucionalizó la práctica política, instaurándose además el proceso de profesionalización del Comité Directivo Municipal.

    Paralelamente, el panismo juarense empieza a manifestar una tendencia a la división de corrientes en su interior: se fracciona en dos grupos principales, los tradicionales y los neopanistas. Los primeros se autodefinen como "huarachudos", y los segundos como "perfumados". Los "huarachudos" son personas con tradición de militancia panista, quienes entraron y sustentaron al partido en la fase de desmantelamiento y trabajaron con las bases del partido; son populistas (políticamente hablando) y están más cercanos a la gente de la comunidad.

    La segunda corriente, los "perfumados", es gente que se incorporó al partido en la coyuntura de 1983 y se caracteriza por ser de origen empresarial, pertenecer a sectores de clase media alta, ocupar posiciones de mando en el partido, tener distancia con relación a su ideología y pragmatizan los postulados del PAN.

    Fueron presidentes del PAN en Ciudad Juárez durante esta fase de ascenso al poder José Contreras (1983), Raúl Bulmaro Márquez (1984-85), Gustavo Elizondo (1985-87), José Antonio Badía (87-89) y Sergio Hayen (1990-92). Para complementar la información sobre los presidentes del Comité Directivo municipal en la década de los noventa (que corresponde a la siguiente fase) véase la TABLA 5.

    La cuarta fase, "la consolidación del panismo en Ciudad Juárez", se desarrolló durante la década de los noventa, iniciándose en 1992 con la conquista de la gubernatura del Estado por Francisco Barrio Terrazas. A esto se sumó la recuperación del municipio de Juárez por Francisco Villarreal, que había sido ocupado por el PRI en 1986.

    Dos de las principales característica de esta cuarta fase son: la continuidad en el poder local y la transición de un partido de oposición a un partido en el poder. Respecto a la primera, recordemos la persistencia del PAN al mando de la alcaldía juarense: gana las elecciones desde 1992, cuando vence Francisco Villarrreal; luego, en 1995 triunfa Ramón Galindo, y en 1998, es electo Gustavo Elizondo (ver Tabla 1). Relativo a la segunda característica, de ser oposición a ser gobierno, podemos considerar que esta situación es el resultado de la reestructuración panista (organizacional y electoral) iniciada en la década de los ochenta, aunada a la conformación de un contexto situacional apropiado para la llegada a la gubernatura de Chihuahua. Así, para los noventas, el PAN ya se ha convertido en una opción real de gobierno en esta ciudad fronteriza.

    Este fenómeno ha modificado la estructura del sistema político, manifestado en la alternancia política, afectando la lógica de las relaciones intrapartidistas. También han cambiado las relaciones de poder caracterizadas por las pugnas de los grupos internos del partido, por la concentración de poder en las figuras de sus líderes, por la colocación de sus miembros en los gabinetes panistas estatales y municipales y por la conquista de diputaciones locales, federales y senadurías (ver Tabla 3).

    En esta etapa Acción Nacional tiene que afrontar el problema del divisionismo político. Vive una serie de rupturas internas en la cúpula del partido, factores que provocan la separación y renuncia de algunos de sus miembros, quienes coinciden en argumentar que esa ruptura se debe a que las personas al mando del Partido presentan un alejamiento de los postulados del PAN y no respetando la doctrina del mismo. Entre estas renuncias mencionaremos la de Sergio Hayen en 1992, la destitución de Héctor Mejía como presidente del Comité Directivo Municipal en 1995, y la separación del partido de las regidoras Elsa Almeida y Olvido Espelosín en 1998.

    La heterogeneidad ideológica del PAN responde al efecto de la dinámica de estar en la cima del poder de gobierno; a los compromisos políticos y promesas de campaña contraídos con varios grupos de presión y con fracciones internas del PAN; a los arreglos y/o pactos políticos que han sido determinantes para el arribo al poder; y a los resultados de los comicios electorales.

    También, esta heterogeneidad puede tener como respaldo la incorporación de la diversidad política que se agrega al partido en la década de los ochenta. Diversos grupos realizan acercamientos para "cobrar facturas políticas" y exigir la promesa de los candidatos. Esto sucede en la relación PAN-gobierno, donde se pelean posiciones de grupo adentro de la administración pública y en las relaciones internas del partido, donde se exigen posiciones dentro de la dirigencia municipal. Por lo tanto, esta etapa no ha estado desprovista de conflicto.

    Uno de los factores que ha caracterizado este proceso de transición al poder por parte de Acción Nacional, es el incremento de la representación en el congreso local y el control del cabildo por medio de la mayoría de las regidurías (ver Tablas 2 y 3), las diputaciones federales, y la presencia del panismo chihuahuense y juarense en el ámbito nacional a través del Consejo Nacional, represesentadas en las figuras de Luis H. Álvarez, de Alfonso Arronte, Javier Corral y Francisco Barrio.

 

Tabla 1. Contienda panista. Candidatos a la Presidencia Municipal en los noventa

Año

Precandidatos

Candidato

Coordinador del comité de campaña

1992 Francisco Villarreal

Ramón Galindo

Francisco Villarreal José A. Badía y Ramón Galindo
1995 Ramón Galindo/ Enrique Flores

José A. Badía/ Abelardo Escobar

Gustavo Elizondo/ Victoria Caraveo

Ramón Galindo Gustavo Elizondo
1998 Gustavo Elizondo/ Alberto Torres

Rodolfo Bermejo/ Daniel Chacón.

Abelardo Escobar/ Ricardo Martínez

Gustavo Elizondo Ramón Iglesias

Fuente: entrevistas varias, realizadas durante 1999.

 

Tabla 2. Regidores panistas durante los noventa

Ayuntamiento 1992-1995

Ayuntamiento 1995- 1998

Ayuntamiento 1998-2001

David Rodríguez

Juanita Luna

Pedro Cuevas

Isidro Díaz Linsa

Pedro Alvarado Silva

Carlos Angulo Parra

Víctor A. Olivares

Francisco Martínez

Numa Escobar

Héctor Arreola

Elsa Almeida de Díaz

Olvido Espelosín de Álvarez

José Luis Sánchez García

Martha Adriana Durán

Teresa Mireles de Almada

Norma Gutiérrez del Villar

Daniel Torres Rodríguez

Luis A. Arenal Blasco

Fernando Jaime Moreno

Gerardo Soto Murillo

Rica Soledad Aguilar Fernández

María del Carmen Bueno Molina

Raúl García Acosta

Salvador Gómez Ramírez

Daniel Jorge Mena

Lucila Murguía Chávez

Alejandro Pérez Cuéllar

Jose Luis Reyes Olvido

Luis Jaime Sandoval Sandoval

María Teresa Zorrilla Carcaño

Fuente: entrevistas varias, realizadas durante 1999.

 

Tabla 3. Diputados panistas locales, 1980-1998

Año

Locales

1980

José Posada Pompa (Plurinominal) / José Contreras Aguilera (Plurinominal)

1983

José Rafael Terrazas Cienfuegos

1986

Clara Torres (Plurinominal). No acepta

1989

Ramón Galindo / Edeberto Galindo (Plurinominal)

1992

Juan Saldaña / Adalberto Balderrama / Gustavo Soria / Javier Corral J. (Plurinominal)

1995

Clara Torres / David Rodríguez (Plurinominal) / Fernando Palma (Plurinominal) / Miguel Agustín Corral Olivas (Plurinominal) / Rogelio Loya

1998

Pedro Alvarado (Plurinominal) / Héctor Arreola / Raúl Bulmaro Márquez /

Hiram Contreras Herrera / Cruz Pérez Cuéllar (Plurinominal)

Fuente: entrevistas varias, realizadas durante 1999.

 

Tabla 4. Diputados panistas federales 1985-1997

Año

Diputados

1985

Héctor Mejía / Edeberto Galindo Martínez / Óscar Rivas

1988

Miguel A. Corral / Santiago Rodríguez del V./Elhier Flores Prieto

1994

Manuel Espino B. (Plurinominal) / Cruz Pérez Cuellar (Plurinominal)

1997

Adalberto Balderrama / Carlos Camacho Alcazar /

Javier Corral Jurado (Plurinominal) / Elhier Flores Prieto

Fuente: entrevistas varias, realizadas durante 1999.

 

Tabla 5. Dirigentes de Comités Municipales de Partido en los noventa

Periodo

Integrantes y sus puestos

1990-1992

Sergio Hayen (Presidente), Miguel A. Corral Olivas (Secretario), Jesús Hernández (Secretario), Manuel Espino (Secretario), Manuel Carrasco (Finanzas), Rodolfo Bermejo (Finanzas), Alfonso Acosta (Finanzas), Héctor Arreola (Organización), José Meráz (Organización), Ricardo Martínez (Acción Electoral), Pedro Alvarado Silva (Acción Juvenil), Jesús Hernández (Prensa), Carmen Sánchez (Promoción Femenina), Teresa Almada (Promoción Femenina).

1992-1995

Raúl García Acosta (Presidente), Martha Adriana Durán (Secretaria); Epifanio Hernández (Secretario), José Contreras A. (Secretario), Arturo García Portillo (Secretario), Enrique Flores Almeida (Finanzas), Silvia Herrera (Finanzas), Antonio Fernández (Finanzas), Epifanio Hernández (Organización), Jesús Bonilla (Organización), Óscar Ostos (Organización), Carlos Angulo (Acción Electoral), Armando Durán (Acción Juvenil), Luis Arenal (Acción Juvenil), Jesús Hernández (Prensa), Juan Manuel Monroy (Prensa), Carmela Sánchez (Promoción Femenina), Teresa Almada (interina) (Promoción Femenina), Elsa Díaz Almeida (Divulgación Ideológica), Guadalupe Castro (Atención a Funcionarios), Fernando Palma (Estudios), Darío Sánchez (Estudios), Humberto Uranga (Estudios).

1995

Héctor Mejía Gutiérrez (Presidente), Arturo García Portillo (Secretario), Antonio Fernández (Finanzas), José A. Badía Sanmartín (Consejero), Óscar Ostos (Organización), Ricardo Martínez (Consejero), Juan Álvarez (Capacitación).

1996

cargo provisional

(delegacional)

Carlos Angulo Parra (Presidente), José Márquez Puentes (Secretario), Epifanio Hernández (Secretario).

1996 –1999

José Márquez Puentes (Presidente), Juana Luna de Arrieta (Secretaria), Carlos Angulo Parra (Acción Electoral), Alfonso Arronte Domínguez (Relaciones Públicas), Hiram A. Contreras (Acción Juvenil), Adolfo Gómez Gándara (Capacitación Ideológica), María Luz Nevárez (Promoción Política de la Mujer), David Rodríguez Torres (Organización), Elhier Flores Prieto (Acción Laboral), Jesús Hernández (Prensa), José Posada Pompa (Acción en el Campo), Raúl García Acosta (Coordinador de Regidores).

1999-2002

Ramón Aguilar (Presidente), Óscar F. Ibáñez (Secretario), Hiram A. Contreras (Acción Juvenil), María Luz Nevárez Baray (Promoción Política de la Mujer), Graciela E. Urías Vega (Organización), Sergio A. Madero V. (Relaciones con los Gobiernos), José L. Escobedo M. (Finanzas), Eduardo Fernández S. (Oficialía Mayor), Adolfo Gómez G. (Capacitación), Francisco Gaytán A. (Estudios); Gerónimo Arecco (Acción Electoral).

Fuente: entrevistas varias, realizadas durante 1999.

 

Bibliografía

Sánchez Reyes, Darío. 50 años de Acción Nacional, PAN, Ciudad Juárez, 1989, t.1 (1939-1969).

Padilla Delgado, Héctor Antonio. "Ciudad Juárez: administración pública y conflicto político en la experiencia de un gobierno panista" en Alicia Ziccardi, La tarea de gobernar: gobiernos locales y demandas ciudadanas, UNAM-Porrúa, México, 1995.

---. "Democracia y élites políticas en la frontera norte de México", tesis de doctorado, FLACSO, México, 1997.

Romano Santos, Antonio. "Élites panistas en Ciudad Juárez durante los noventa: reclutamiento y redes políticas", tesis de maestría, UACJ, Ciudad Juárez, 1999.


Entrevistas

Badía Sanmartín, José Antonio, en su oficina particular, 1999.

Conde Varela, Sergio, en su despacho, 1999.

Galindo, "Pilo", en el edificio del Partido Acción Nacional, 16 de junio de 1999.

García Acosta, Raúl, en la Oficina de Regidores, 12 de marzo de 1999.

Hayen, Sergio, en su negocio, 28 de abril de 1999.

Ibáñez, Óscar, en la oficina de José A. Badía, 1999.

Márquez Puentes, José, en el edificio del Partido Acción Nacional, 2 de junio de 1999.

Mejía, Héctor, en las Oficinas de Gobierno, 25 de marzo de 1999.

Rivero, Manuel, en el Instituto de Formación Cívica, del PAN, 2 de junio de 1999.

Sánchez Reyes, Darío, en la UACJ, 3 de marzo de 1999.

Urrutia, Fidel, en el Instituto de Formación Cívica, del PAN, 13 de marzo de 1999.

Varela, Alfredo, en su oficina particular, 16 de marzo de 1999.

 

Volver a Artículos
Volver a 1931-1940